Willy's Plan
Image default

7 Castillos medievales para visitar en Cataluña

En Willy’s Plan nos apasionan las rutas por Cataluña,  eso es algo innegable. Pero más aún, nos apasionan los lugares que nos trasladan en el tiempo. Territorios que nos permiten recrear la vida en otras épocas y nos recuerdan el legado y las tradiciones, que hoy por hoy nos definen. 

Los palacios y fortalezas son construcciones memorables de un período que define a la cultura Catalana: la época medieval. Y existen más de setecientos castillos medievales en Cataluña, distribuidos por toda la región.

Para que os hagáis una idea, no todos los castillos fueron construidos como fortalezas militares, y no todo se trata de visitar los castillos abandonados de Cataluña. Muchos de los castillos en Cataluña fueron diseñados para las familias más importantes y eran el punto de encuentro para el pueblo y las festividades sociales.

En este artículo os invitamos a conocer lo que a nuestro parecer, son los 7 castillos más bonitos de toda Cataluña. Dejaros atrapar por la auténtica Cataluña y su mágico encanto.

1. Castillo de Montesquiu

Nuestro primer castillo se encuentra ubicado en un parque natural, el cual rodea gran parte de su entorno. El Castillo de Montesquiu fue construido en el siglo IX, como finalidad militar y fue hasta el siglo XX, que entró al listado de los castillos templarios de Cataluña más importantes. 

Hoy en día se encuentra abierto al público, con visitas dirigidas que adentran a los visitantes en su increíble historia. Un plan perfecto para pasar el día en un entorno natural, con la acogedora ribera del Ter y la exquisita gastronomía catalana, que se puede degustar, en un sinfín de mesones que se encuentran en los alrededores de Osona y Ripollès. 

a

2. Castillo de Cardona

castell de cardona

El Castillo de Cardona, también hace parte de la lista de los castillos en Cataluña para visitar. La importancia de este castillo se debe a la grandeza de su palacio y la riqueza que representó la famosa mina de sal de Cardona para la región. Además, el castillo de Cardona conserva su villa en un excelente estado, razón por la cual muchos curiosos deciden visitarlo a lo largo del año.

Si hablamos de su arquitectura, podríamos definirla en una sola palabra: “fascinante”. En medio de esta fortaleza medieval, se encuentra una capilla gótica, la famosa torre de Minyona, conocida por sus memorables leyendas y su cercanía con las minas de sal de Cardona; hacen de este recorrido una experiencia inolvidable, en lo más representativo de la edad media de Cataluña.

3. Castillo de Miravet

castell de miravet a tarragona

Justo a los pies del Ebro, sobre la montaña, se desenvuelve el maravilloso Castillo de Miravet. Una construcción que representa la mayor muestra de la arquitectura fortificada, característica de la época de su cimentación y de la gran mayoría de edificaciones antiguas de Cataluña. Un lugar que sin duda nos envuelve con los sedimentos de una grandiosa cultura y toda su historia. 

Al día de hoy, el castillo pertenece al patrimonio cultural de Cataluña, sin olvidar que en sus épocas doradas perteneció a innumerables familias poderosas y monarcas de la región. Su estado de conservación es fascinante, por lo que permite realizar visitas guiadas en su interior, para conocer un poco más de su historia y arquitectura. Un recinto que nos invita a disfrutar de la inmensidad de sus paisajes y la paz que solo el Castillo de Miravet puede transmitir.

4. Castillo de Peralada

castell de perelada a Girona

El castillo preferido por los turistas en verano. El Castillo de Peralada es famoso por albergar a cientos de turistas en verano, debido a los festivales de música y arte que se realizan cada año, para esta época. Además, este recinto alberga uno de los museos y bodegas de vinos más importantes de la región, un museo de cerámica, una biblioteca, una iglesia y un casino. No cabe duda, que un día en este lugar será realmente entretenido.

Si nos centramos en su historia, este castillo fue construido en el siglo XI y poco a poco fue remodelándose y ampliándose. Aunque no es el más llamativo, dentro de la gran oferta de castillos medievales de Cataluña, vale la pena conocerlo y conocer un poco de su historia.

5. Castillo de Santa Florentina

castell de santa florentina

Un castillo de ensueño, así le llamamos al Castillo de Santa Florentina y no es para menos. La imponencia de este lugar es indescriptible. Su arquitectura se entremezcla entre la cultura romana, tiene algunas salpicaduras de las construcciones medievales y por supuesto el toque modernista, característico de la arquitectura catalana. Además, en su interior alberga importantes obras artísticas de la Cataluña del siglo XX y obras de jardinería dignas de admirar.

Este castillo es considerado como uno de los castillos más lindos del mundo, ha sido escenario para grandes producciones cinematográficas, es el sitio preferido para los que desean realizar sus bodas y eventos y cada año reúne a los más importantes artistas de música clásica, para celebrar un importante festival. Sin duda, un lugar cerca de la ciudad de Barcelona que no puede escaparse de esta lista.

6. Castillo de Púbol

castillo de pubol

Un castillo cimentado sobre una historia de amor. Como lo dijimos anteriormente, no todos los castillos de Cataluña fueron construidos con la misma finalidad y el Castillo de Púbol es un claro ejemplo de esto.

Su propietario Salvador Dalí, no fue quien precisamente lo construyó, pero si quien hizo la mayor promesa de amor al obtenerlo. Jurando a su amada Gala que compraría un castillo y sellando su promesa al adquirir este castillo, perteneciente a los Barones de Púbol desde el siglo XI.

Un lugar que alberga muchas obras del mismo Dalí, entre otras cosas, el cuerpo de su amada y que hoy en día es uno de los museos más importantes del artista catalán más influyente de la época.

7. Castillo de la Suda

castell de la suda a tarragona

Por último y no menos importante, visitaremos el Castillo de la Suda. El castillo con más linaje de toda la historia de Cataluña, al pertenecer a la corona de Aragón, ser el preferido por el rey Jaime I y ser residencia de la orden de los caballeros templarios.

Una construcción que reúne las características de una auténtica residencia real, que se remonta al siglo X y es sin duda un claro ejemplo de la influencia romana y musulmana, en las edificaciones de la región. 

Hoy en día el castillo es un maravilloso mirador que regala unas hermosas vistas al río Ebro y la localidad de Tortosa. Un lugar ideal para hacer las mejores fotografías y pasar un día inolvidable. 

 

Otras rutas que también te pueden interesar...

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea. Aceptar Leer más