Las 5 mejores cuevas que visitar en Cataluña

  • por
coves de benifallet

Si nos ceñimos al viejo dicho de… “la belleza está en el interior”, es más probable que experimentemos nuevas y grandiosas experiencias. Y eso es lo que precisamente buscamos en  Willy´s Plan. En esta ocasión hemos elegido las mejores cuevas en Cataluña que merece la pena visitar, de la mano de un invitado muy especial: ellos son Kiwihopp. Una plataforma web donde encontrarás toda la información acerca de cómo estudiar, trabajar y viajar a Nueva Zelanda, gestionada por grandes amantes de dichas Islas, que te guiarán a lo largo de todo el proceso.

Para ello, vamos a ver todas las similitudes que tiene Cataluña con Nueva Zelanda, pero esta vez lo haremos de una forma muy especial: esta vez lo haremos visitando las cuevas que esconden ambas zonas geográficas.

Y es que la otra naturaleza, se encuentra muchas veces escondida en recónditos paisajes y exuberantes bellezas, que pueden surgir de las profundidades. Desde erosiones de corrientes de agua o lava, hasta depresiones de terrenos rocosos; pueden formar estas cavidades naturales, que a lo largo de la historia han sido utilizadas por el hombre para su resguardo. Lugares que sirven de protección frente a la naturaleza y posibles depredadores. 

Hoy en día las cuevas son un atractivo turístico por excelencia en las rutas por Cataluña, más aún cuando conservan grandes historias y describen a lo largo de los años, experiencias de una cultura y sus habitantes. Y por supuesto nuestro blog no podía ser la excepción. Aquí te va un recorrido por las más espectaculares cuevas de Cataluña.

1. Cuevas del Salnitre o Cuevas de Montserrat

Cuevas del Salnitre o cuevas de Montserrat

Las Cuevas del Salnitre, están justo en el corazón de la montaña de Montserrat y cuentan con unos 35 mts de altura, 60 mts de longitud y su temperatura oscila entre los 14 grados la mayor parte del año.

Lo que más nos motiva a enseñarte estas magníficas cuevas de Cataluña, es la verdadera historia que yace en sus profundidades. Cuenta la leyenda… que Mansuet, un reconocido guerrillero de Collbató, quien luchó contra el ejército francés a inicios del siglo XIX; utilizando estas cuevas como resguardo y acogiendo a cientos de aldeanos, que huían de los soldados invasores. 

Si te animas a conocer estas cuevas cerca de Barcelona, te recomendamos llegar por el municipio de Collbató y justo allí empezar el recorrido. Vive un recorrido por unas de las joyas de la naturaleza, más emblemáticas y extraordinarias de la cultura catalana.

Asimismo, si pudiéramos comparar esta cueva con alguna que se pareciera ni siquiera un poco a las que podemos encontrar en Nueva Zelanda, esta sería las Waitomo Caves.

Estas cuevas son un atractivo turístico muy común de los visitantes que llegan a la isla para pasar unos días, debido al espectacular ambiente que ofrecen las centenares de luciérnagas que habitan en dicha cueva.

Estos pequeños animales, hacen de este lugar un espacio especial, característico por su luz azul y el festival de luces que ofrecen a todos aquellos curiosos que se acercan a visitar las cuevas.

La entrada es gratuita, aunque también una vez allí, podrás alquilar un servicio de barco pequeño para poder visitar dichos seres vivos desde el agua.

2. Cueva del Manel

“La cueva roja” como es conocida, forma parte del atractivo natural del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l’Obac, en la provincia de Barcelona. Esta cueva fue reconocida dentro del conjunto de cavidades naturales de este extenso parque, hacia el año de 1899. Siendo hoy en día uno de los principales atractivos turísticos del complejo natural.

Su recorrido se extiende en más de 800 metros de longitud, alcanzando desniveles de hasta 64 metros de profundidad. Sin duda el lugar predilecto para los aficionados a la espeleología y muchos turistas que acuden a ella cada año, gracias a su fácil acceso y su cercanía con la ciudad de Barcelona.

Y al igual que hemos hecho en el punto anterior, a estas cuevas también le hemos buscado un parecido a algunas de las cuevas que podemos encontrar en Nueva Zelanda: en este caso nos vamos hasta el bosque de Tongariro (un bosque meridional que se encuentra en el parque nacional de Tongariro, en concreto en las lomas del Monte Ruapehu) para visitar las increíbles y frondosas cuevas de Okupata.

Estas cuevas son una red natural de pasajes subterráneos sin marcar, las cuales se aconseja entrar solo con personas que se las conozcan bien, ya que es fácil perderse entre sus pasajes y desviaciones.

Para ello, disponéis de hasta 6 rutas para disfrutar de esta maravilla natural: rutas para minusválidos, rutas fáciles, intermedias y para expertos.

3. Las minas de sal de Cardona

karangahake Gorge mine

Entre las cuevas para visitar en Cataluña, no cabe duda que las minas de sal de Cardona, son un obligado turístico, que no puedes perderte.

Más allá del atractivo turístico de esta maravilla de la naturaleza, está la importancia de estas minas para la región, ya que a lo largo de la historia su explotación ha sido fuente de trabajo para la gran mayoría de sus habitantes.

Además, Las minas de sal de Cardona  son nuestras recomendadas en Willy’s Plan, si buscas cuevas en Cataluña para ir con niños. Su recorrido es fácil de hacer, y las visitas guiadas son perfectas para ilustrar un poco a los más peques sobre estas increíbles depresiones de la naturaleza. Disfruta de un día en familia en este espectacular destino.

De mina en Cataluña, nos vamos a una mina situada en Nueva Zelanda, llamada Karangahake Gorge Mine. Estas minas, a día de hoy abandonadas, todavía conservan todo el encanto que las hace especiales. Es importante remarcar que la zona de Karangahake es conocida por las extracciones de oro que se llevaron a cabo a partir de mediados del siglo XIV (1.852), y a las minas de las cuales se pueden visitar actualmente de forma totalmente gratuita.

4. Cuevas de Benifallet

coves de benifallet

Quizá este sea el conjunto de cuevas más grande Cataluña. Esto se debe a que este complejo espeleológico, cuenta con  seis cuevas, de las cuales solo se puede tener acceso a dos de ellas, por motivo de seguridad. Sin embargo, es un lugar que debes visitar sí o sí.

La Cova Meravelles y la Cova del Dos, son perfectas para vivir un día de excursión y aventura. Son cuevas con más de 500 metros para recorrer, fáciles de visitar y en las que te encontrarás con asombrosas y fascinantes formaciones rocosas en su interior. 

Para llegar a estas asombrosas cuevas de Cataluña, debes trasladarte a la provincia de Tarragona, justo al pueblo que lleva su mismo nombre y tomar alguna visita guiada que puedan recomendarte en el pueblo.

Y si algún parecido le hemos visto a estas cuevas a las que podemos encontrar en Nueva Zelanda, esas han sido la cuevas de Rawhiti:

Esta cueva es de visita obligada, ya que posee posiblemente en la entrada mismo, la flora y fauna más diversa y extensa de todas las cuevas que podemos encontrar en Nueva Zelanda.

De allí que debido a esta flora, se puedan apreciar las estalactitas que nacen en el techo, creciendo hacia la luz del sol.

La ruta desde el inicio hasta el final es de aproximadamente una hora, y no se aconseja bajo ningún caso acceder a ella después de fuertes lluvias, ya que es una zona propensa a inundarse, y cruzar en esas condiciones puede ser realmente peligroso.

5. Las minas de Gavà

mines de gavà a barcelona
cathedral caves walk

Por último y no menos importante, llegamos a Gavà y su sorprendente parque arqueológico, cerca de la ciudad de Barcelona. Las Coves de Gavà, son el plan perfecto para descubrir una de las minas prehistóricas más antiguas de Europa y adentrarnos en uno de los centros históricos más importantes de toda la región.

Además, si buscas cuevas en Cataluña para ir con niños, este plan les viene fantástico a los más peques de la casa. Con más de 6000 años de antigüedad, este complejo interactivo y educativo reúne la mayor cantidad de elementos prehistóricos del complejo ibérico catalán, recopilando gran parte de la historia y un legado religioso que marco por año a la región.

Como dato curioso, pregunta por la Venus de Gavà y descubre la increíble historia que hay detrás de esta figura antropomorfa, que fue encontrada por los historiadores y hoy es el mayor emblema de este recinto. 

Y teniendo en mente estas grandes entradas de dentro de dichas minas o cuevas, pasamos a las últimas cuevas de Nueva Zelanda, que con grandes entradas en la orilla del mar, impresionan igual o más que las minas prehistóricas de Gavá:

Se llaman Cathedral Caves Walk, las encontramos en el sud de la Isla, y son otro de los puntos turísticos que no te puedes dejar perder si te encuentras por la zona.

Ubicadas en la playa de Waipati, encontramos estas cuevas de 30 metros de alto y 200 metros de largo entre las dos cuevas, en las que de bien seguro te van a dejar con la boca abierta. 

Estos pasajes singulares, han estado formados de forma natural por la constante erosión del mar, y gracias a ello miles de turistas pueden disfrutar de su visita y acercarse a sacarse para enmarcar.

Otras rutas que también te pueden interesar...

Etiquetas: