Los 7 mejores bosques para visitar en Barcelona

Bosques en barcelona

¿Necesitas desconectar pero no tienes tiempo para una escapada relax por Cataluña un fin de semana? ¡Pues no hay mejor ocasión para disfrutar de los mejores bosques en Barcelona!

Los colores del otoño, la nieve en invierno, el frescor del aire puro para la primavera y el verano…No importa la estación, siempre es buen momento visitar un bosque, así que por eso en Willy’s Plan te hacemos un recorrido por los bosques más bonitos cerca de Barcelona, espacios naturales a los que podrás llegar fácilmente y que te permitirán desconectar del ruido de la ciudad y disfrutar de la paz y la belleza de la naturaleza.

1. Montseny

parque natural del montseny

Uno de los bosques más bonitos de Barcelona es el Parque Natural del Montseny.

Considerado uno de los más importantes y antiguos de Cataluña, su extensión  de más de 100.000 hectáreas hace que hasta  un total de 18 municipios cuenten en su interior con alguna zona de este parque natural que sea capaz de abrazarlos.

Uno de sus principales atractivos, además de que está muy cerca de la ciudad en coche, es la gran biodiversidad de su flora, ofreciendo una vegetación muy diversa según la zona en la que nos encontramos. En su interior podemos encontrar desde el típico bosque mediterráneo con encinas y arbustos hasta el bosque de pino negro o los abetos, aunque una de las especies más sorprendentes son las hayas que crecen en las zonas más altas y orientadas al norte.

 Aunque está precioso en cualquier época del año, se recomienda visitar en otoño, ya que los colores que tiñen las hojas de los árboles son un espectáculo mágico, digno de cuento de hadas.

Se trata de una de las rutas de montaña por Barcelonay alrededores más destacadas y uno de los mejores parques naturales de Cataluña.  Tanto es así que la Unesco lo bautizó como Reserva Natural de la Biosfera. 

2. Collserola

parque natural de collserola

En la zona del Tibidabo y Vallvidrera, con más de 8.000 hectáreas de espacio natural  situado a escasos kilómetros de la ciudad condal encontramos Collserola, uno de los bosques más bonitos cerca de Barcelona. 

En su interior encontramos la Torre de Collserola, realizada por Norman Foster, uno de los arquitectos más importantes a escala internacional. Otro de los principales atractivos de este bosque, además de sus impresionantes vistas, es que cuenta con diferentes alojamientos en su interior.

La sierra no solo actúa de pulmón verde de Barcelona, siendo uno de los parques metropolitanos más grandes del mundo, sino que ofrece fotografías de postal de cuento de hadas.

3. La Fageda de la Grevolosa

Bosques en barcelona

La Fageda de la Grevolosa o el Hayedo de la Grevolosa se encuentra en la Serra dels Llancers, frontera natural entre la cordillera Transversal y el Prepirineu.

Este bosque con forma de herradura destaca por sus impresionantes hayedos, algunos de los cuales tienen más de 300 años de vida. De hecho, algunos de ellos son realmente monumentales, pudiendo alcanzar más de un metro de diámetro y 40 metros de altura. El más espectacular tiene 5,80 m de base perimetral, 24 m de altura y 20 m de copa.

Además de por sus árboles, la Fageda de la Grevolosa llama la atención por su gran diversidad natural, pudiendo encontrar numerosas especies tanto en lo que se refiere a flora como a fauna. Su gran riqueza biológica y su impresionante belleza natural han convertido a este hayedo en Espacio Natural Protegido.

La mejor época del año para visitar este precioso bosque barcelonés es el otoño, cuando el hayedo adquiere unos colores únicos y el ambiente es de lo más tranquilo e inspirador.

4.Sierra del Catllaràs

Los espesos bosques de la Sierra de Catllaràs son otros de los bosques más bonitos de Barcelona que tienes que visitar, perfectos si quieres hacer una ruta de senderismo y excursiones por el Berguedà.

Con una gran diversidad de ambientes condensados en un único espacio, buena parte del territorio está cubierto por bosques, como encinares, robledales y pinares, así como hayedos en las partes umbrías. Sus ejemplares de pino rojo, encinas, robles y hayas, son bonitos durante todo el año, pero especialmente impresionantes entre septiembre y diciembre.

La fauna que habita este espacio constituye una comunidad de transición entre los sistemas pirenaicos y los más mediterráneos situados al sur. Junto con el urogallo y la marta, destaca la presencia del ciervo como una de las especies de gran interés de la zona. En cuanto a las flores, en las zonas más elevadas de la sierra, destaca la presencia del edelweiss, una especie muy rara en el país protegida por la legislación catalana.

De entre las múltiples opciones a descubrir, destaca el hayedo de las Espinedes, quizás el punto más bucólico de la sierra, donde se pueden apreciar árboles centenarios de más de 30 metros de altura.  A pesar de ser un lugar de difícil acceso en general, este bosque es un plan perfecto para que los apasionados del senderismo descubran itinerarios a pie o en bicicleta.

5. Cadí-Moixeró

Bosques en barcelona

Este macizo montañoso del Prepirineo catalán es el único Parque Natural de Cataluña que se extiende por 3 provincias: Barcelona, Girona y Lleida.

En su interior se encuentran dos maravillosos bosques que vale la pena conocer; El Bosque de Gresolet,  cerca de la casa refugio Gresolet al que se llega desde Saldes y La Fageda Clot del Pere, junto al pequeño pueblo de Gréixer, al que se llega desde Bagà.

Dentro de este parque natural con gran biodiversisdad se encuentra el Pedraforca, una montaña de forma muy característica situada en la zona sur, uno de los picos con más tradición de escalada de Cataluña que atrae a miles de apasionados de esta disciplina para subir hasta su cima.

A diferencia de otros hayedos, estos dos bosques del Parc Natural del Cadí son de pequeño tamaño pero de enorme belleza. Además, por ese motivo también son menos conocidos por los visitantes, con lo que podrás disfrutar de un lugar más calmado y alejado de turistas.

6. El Montnegre i el Corredor

Bosques en barcelona

El Parque Natural del Montnegre i el Corredor forma parte de la cordillera litoral catalana, está situada en la provincia de Barcelona y es la barrera natural entre el Vallés Oriental y las comarcas del Maresme(No te pierdas nuestras Rutas y excursiones por el Maresme)

 Ambos presentan un conjunto macizo compacto, aunque cuentan con características diferentes. Montnegre es algo más grande, salvaje y abrupto, mientras que el Corredor tiene un terreno más suave y redondeado.

La variedad de ambientes de las cordilleras del Montnegre y el Corredor (encinares, alcornocales, pinares y matorrales, bosques de ribera, pinares, zonas abiertas y de cultivo) provoca que su fauna sea diversa y abundante. Además, la proximidad del mar favorece el desarrollo de una vegetación exuberante enriquecida con numerosas especies. También está situado en una de las rutas migratorias de aves, por lo que se pueden ver avistar diferentes especies de pájaros.

La negrura del suelo pizarroso se une a la sombra de los grandes árboles que habitan en estos bosques para dar como resultado un paraje oscuro y lleno de humedad, justificando así su nombre. Los dólmenes neolíticos, los restos ibéricos y las iglesias medievales se fusionan en un paisaje diverso de cultivos, bosques y masías, ideal para un retiro de desconexión.

7. Bosque encantado de Orrius

Bosques en barcelona

Si hablamos de bosques mágicos en Barcelona, de lugares misteriosos y llenos de leyendas y secretos, no podíamos dejar fuera de la lista al Bosque de Orrius.

Uno de los grandes atractivos de Orrius es su situación geográfica, en la comarca del Maresme, muy cercano a Barcelona, en una ruta de poco más de media hora desde el centro de la ciudad, pero en un paraje natural diferente donde la naturaleza brilla por encima de lo urbano. Desde el año 2016 el municipio forma parte del  Consorci del Parc de la Serralada Litoral, parque con numerosas rutas de senderismo por Barcelona para realizar tanto en familia, amigos, solos o en pareja.

Si visitas este bosque mágico en Barcelona, no puedes dejar de buscar las famosas figuras del elefante, el indio y el moai. El origen de las famosas figuras de piedras es bastante incierto, relacionado con teorías místicas y esotéricas de todo tipo, desde su vinculación con el dios romano Jano a leyendas de brujas y duendes que se ocultan en el bosque. Se rumorea incluso que por las noches es punto de encuentro de reuniones místicas y aquelarres. De hecho este bosque hace años fue protagonista de un capítulo de Cuarto Milenio, así que los más atrevidos seguro que se aventuran a visitarlo cuando se oculte el sol. Lo que está claro es que un lugar para dejar volar la imaginación.

Además de las tres figuras, en el bosque encantado de Orrius también destaca la Ruta Prehistórica, que con  una longitud aproximada de 11 kilómetros nos lleva al Plat del Rei, el Dolmen de Céllecs, la Cova Foradada (Cueva Agujereada),  la Pedra de les Orenates (Roca de las Golondrinas) y la Roca de las cruces, relacionada con Perot Rocaguinarda, un bandido catalán que asaltaba los caminos que unían Barcelona y Gerona. Cuenta la leyenda que está marcada por cada cruz que el forajido hacía tras eliminar a cada una de sus víctimas.

Otras rutas que también te pueden interesar...

Etiquetas: